Dawkins

Dawkins

Richard Dawkins. (1941…). Y el gen egoísta/altruista.

Es un biólogo evolucionista muy conocido por su ciencia y su ateísmo militante. Por lo que leo en su biografía es seis días más joven que yo. Nació el 26.3.1941. Y parece que sigue activo. Le envié el 10.6.2017 un ejemplar de Survival and Altruism pero no me acusó recibo. Espero que lo haga cuando lea ese comentario.

Como es sabido Dawkins, en su Gen egoísta, propone a los genes como sujetos activos prioritarios del intento vital de supervivencia. Y de esa idea deduce el comportamiento de los propios genes como sujetos activos y beneficiarios. Y el de sus “máquinas de supervivencia” que serían todos los seres vivos utilizados por los genes: organizados como información genética, universal y específica de cada especie, población y organismo individual.

La idea es muy atractiva y tiene bastante relación con la mía. El objetivo es el mismo: la supervivencia. Ahora de un ente colectivo. Y el mecanismo parecido, la reproducción iterativa. Cambia el sujeto: de los genes a la especie. Y se puede calificar a los seres vivos-organismos como máquinas de supervivencia. Y a las especies como sistemas o unidades de supervivencia.

Pero tiene razón en que la especie, al intentar supervivir, está intentando que superviva la información genética que la especie tiene en cada momento. Es decir, el objetivo de supervivencia de la especie lleva aparejado el objetivo de supervivencia de los genes. De los originales de LUCA y de los que cada individuo vivo de cada especie ha transmitido o puede transmitir a su progenie.

Acierta también al pensar que cada organismo vivo tiende a intentar que sean sus genes los que perduren. Y por eso existen las leyes de la selección natural. Y la protección a los descendientes más cercanos como transmisores mayoritarios de los genes de los progenitores. Hamilton hizo un amplio trabajo cuantificando las preferencias según el parentesco. La teoría fue muy popular y en principio aceptada por muchos científicos, entre ellos E.O. Wilson quien luego la repudió.

Por mi parte creo que tiene razón en sus primeras afirmaciones, pero que no acierta al considerar que el mecanismo vital de intentar supervivir se anula con la lejanía del organismo reproductor. Y que se convierte en lucha contra los organismos mas diferentes genéticamente, aunque sean mayoritariamente similares por ser de la misma especie.  Los organismos son más importantes que los genes en este proceso y son ellos quienes intentan supervivir.  Es lo que han redefinido luego los científicos. Aunque no han llegado a ver que los organismos individuales no intentan su propia supervivencia sino la de su especie, que es, a la vez, el medio para que los propios organismos puedan vivir y reproducirse.

No se si Dawkins ha modificado su hipótesis inicial del Gen egoísta. Creo que ha estado y está más ocupado con los memes, que también son muy interesantes. Y ejerciendo de ateo militante.

Intentaré seguir sus actividades, pero creo que hasta ahora no ha visto a las especies como sujetos activos del intento vital de supervivencia. Como un nivel activo entre los posibles existentes entre el primer ser vivo individual y las agrupaciones posteriores. Que según algunos pueden incluir: proteínas, genes, organismos, demes, poblaciones mendelianas, especies, clados, tribus, biomasa, Vida… 

Posiblemente todos estos sujetos intentan supervivir y son parte del mecanismo que intenta el mantenimiento de la vida a través de la conservación y transmisión de la información vital, genética y de otro tipo. Por mi parte me he fijado en las especies porque, como ser vivo-hombre pertenezco a la Sapiens y me interesa lo que a esta especial especie le ocurra. Sobre todo, si le puede ocurrir algo malo porque no hace lo que tenga que hacer. O no lo hace lo mejor posible.

En Marbella, 19.8.18. Revisado el 5.10.18

 

El gen altruista. Añadidura del 19.12.2018.

 

Esta madrugada y sin acordarme de que había escrito lo anterior, se me ha ocurrido que la hipótesis de Dawkins es otra forma de ver la idea básica. Que, con esta visión,  puede formularse como:

“ Todos los seres vivos tienen el objetivo de que superviva su información genética, sus genes. Y el imperativo vital de intentarlo”.

 Como he dicho en otras partes es muy posible que el objetivo vital  “final o cuasi-final” sea mantener la vida es decir que la vida “superviva”. Para lo cual deben existir seres vivos. Vida como objetivo cuasi final, porque el objetivo final se podría prolongar hacia otro nivel trascendente.

Esta idea llevaría a la escala de Ronald Hubbard que cito en “Supervivir. Ideas para una ética universal “(pág. 36) que va desde el uno mismo al infinito o Ser Supremo . La escala de sus ocho dinámicas, citadas en varios de sus libros, es: uno mismo, familia, grupos, la especie o humanidad, la biosfera o reino animal, los espíritus o dinámica espiritual y el infinito o Ser Supremo.

En la misma página cito a Frans de Waal quien en “Primates y filósofos” (Paidos,2007, 205) dibuja una pirámide en cuyo vértice indica “Yo” y en los siguientes niveles hacia abajo pone:” Familia-Clan, Comunidad, Tribu-Nación, Humanidad, Todas las formas de vida”. Y en negro, como base de la pirámide “Recursos”. Al pie del cuadro indica: “ El círculo en expansión de la moralidad humana…” Aunque no lo dice esta enunciando la idea básica.

También Teilhard de Chardin, después de confirmar que:  “ es preferible ser que  no ser”, considera a la Humanidad como: “… depositarios responsables de una parte de energía universal  que hay que conservar y propagar…” y que “.. habría que procurar principalmente que la masa humana (sic) conserve su tensión interna; es decir que no deje despilfarrarse ni disminuir en ella el respeto, la afición, el fervor de la Vida”. Para llegar a una “Super-humanidad” y al punto Omega. (Del comentario a “ Ciencia y Cristo” en mi “Supervivir. Ideas para una ética universal “ páginas 224 a 228).

He citado después de Hawkins a Hubbard, de Waal y a Teilhard, para situar a nuestra especie dentro de lo que pueden ser los distintos niveles a considerar como  estratos u objetivos parciales dentro de la escala amplia que va desde lo inanimado a lo Inefable. Pasando por los distintos estratos, o constructos, de entes constituidos por seres vivos, cuya tarea o objetivo es ser medios para conservar y transmitir la vida. 

En esta escala, los niveles intermedios entre los organismos individuales ( o el Yo humano) y la especie son los grupos de Hubbard, o los varios colectivos de de Waal, o las poblaciones de Dobzhansky. Que pueden ser más o menos determinados y que pueden ser también “blancos” evolutivos en la terminología de Mayr. Sin entrar en estas posibilidades, nuestro sujeto son las especies biológicas concretas como las han definido Mayr,  Dobzhanky y Gould.

Esas especies y la Homo Sapiens son las que “portan” los genes de Dawkins. Y esos genes, egoístas en cuanto beneficiarios, tienen como portadores, como “máquinas de supervivencia” a unos seres vivos, sociales, que para supervivir necesitan vivir en sociedad ( familia, clan, comunidad, tribu- nación, humanidad) y para ello deben practicar alguna forma de altruismo. En el caso del Hombre, todas las contenidas en la pirámide de la moralidad humana de de Waal . Y que se podrían extender al Amor trascendente de los creyentes para llegar al punto Omega de Chardin. Pero este nivel último no es observable, ni por tanto demostrable científicamente, como lo son los anteriores hasta la especie o Humanidad fraterna. Fraterna biológicamente según los biólogos citados por provenir de unos mismos padres biológicos y por llevar los mismos genes egoístas y luchadores de Dawkins. Que hemos descubierto que son, a la vez, genes altruistas y pacíficos por la cuenta que les tiene.

En Madrid, 19.12.2018.